jueves, 4 de agosto de 2016

PLAN ESTRATÉGICO PARA LA CONVIVENCIA ENTRE LOS OSOS Y LOS APICULTORES DE LA CORDILLERA CANTÁBRICA.

La Confederación en Defensa de la Abeja en la Cornisa Cantábrica (CODACC) y la Fundación Oso Pardo (FOP)  han redactado y firmado un Plan estratégico para la convivencia entre los osos y los apicultores de la Cordillera Cantábrica. 

El cual ha sido remitido a los responsables de este tema de las CCAA implicadas, Galicia, Castilla y León, Cantabria y Asturias. 

 





El Plan estratégico presentado es el siguiente:
 

Por la convivencia entre los osos y los apicultores en la Cordillera Cantábrica
 
La Cordillera Cantábrica ha sido históricamente un área vinculada al oso pardo y a la apicultura, donde aprendieron a convivir, prueba de ello es la existencia de cortinos o alvarizas y talameiros, construcciones tradicionales de piedra utilizadas para albergar colmenas y mantenerlas a salvo de los osos. 
 
El oso pardo es una especie en peligro de extinción y una de las más conocidas y queridas a nivel popular de toda la fauna ibérica, y su presencia es el mejor indicador biológico del buen estado de conservación del territorio que habita. 
 
Antaño, la distribución geográfica de las abejas en esta zona abarcaba hasta los lugares más recónditos gracias a los abundantes enjambres silvestres que se alojaban en las oquedades de los viejos robles y castaños de los montes. Esta amplia distribución aseguró en todo momento la polinización y por tanto la producción de frutos imprescindibles para el sustento de muchas especies salvajes, entre ellas el oso. Actualmente el parásito de la varroa ha provocado que estos enjambres sean muy escasos, encontrándose las colonias de abejas melíferas relegadas casi exclusivamente a las colmenas que cuidan los apicultores. En estos momentos, la apicultura tradicional que éstos desarrollan es la que contribuye a la conservación de la biodiversidad de los ecosistemas.  
 
La buena noticia del aumento de la población de oso pardo y su extensión a más zonas de la Cordillera Cantábrica conlleva sin embargo que también aumente el número de ataques que sufren los colmenares. 
 
Ante esta situación, se hace necesario establecer una estrategia para la convivencia entre los osos y los apicultores, y para favorecer dicha convivencia los abajo firmantes, proponemos las siguientes medidas y actuaciones: 
 
1.     Una estrategia consensuada con el sector para toda la Cordillera Cantábrica 
 
Pedimos que las administraciones competentes de las cuatro comunidades autónomas de la Cordillera Cantábrica afectadas (Galicia, Castilla y León, Asturias y Cantabria) establezcan una estrategia conjunta y consensuada con el sector apícola en la que se contemplen unas medidas de prevención, un protocolo de peritaje y una política de indemnización de los daños, que sean comunes para esta zona geográfica. 
 
2.     Medidas de prevención 
 
Con el objeto de reducir los daños de los osos a las explotaciones apícolas, consideramos necesario que se favorezca y generalice la adopción de medidas de prevención de daños, como el empleo de cercados electrificados, el mantenimiento o construcción de estructuras de piedra en todo el perímetro del colmenar y aquellas otras medidas que se experimenten y puedan contribuir a disminuir los ataques de oso. Para generalizar las medidas de prevención proponemos: 
 
    Que las administraciones competentes establezcan una línea de subvenciones que cubra el coste total de las medidas preventivas que tengan que adoptar los apicultores, con el objetivo a corto plazo de que no existan colmenares legalizados sin sistemas de protección en las zonas oseras.
 
    Dada la incidencia de la especie sobre algunas explotaciones apícolas, proponemos el establecimiento de un fondo económico para las explotaciones que hayan adoptado medidas de prevención, que cubra el sobrecoste que supone la convivencia con esta especie y compense el lucro cesante. 

 
    Las medidas de prevención son irrenunciables para disminuir la conflictividad asociada a los ataques de oso y, por ello, además de un coste cero para el apicultor, la Administración, la Fundación Oso Pardo (FOP), la Confederación en Defensa de la Abeja en la Cornisa Cantábrica (CODAAC) y otras asociaciones de apicultores interesadas, tenemos que hacer un trabajo muy importante de concienciación y un esfuerzo para divulgar y favorecer la adopción de las medidas preventivas.

 
    Proponemos que se articulen ayudas económicas a proyectos que investiguen mecanismos que protejan y eviten los daños del oso en los colmenares. 

 
3.     Un protocolo para el peritaje de los daños 
 
Que entre otros contenidos tenga en cuenta: 
 
    Que el peritaje se haga en las primeras 24 horas desde que se da el aviso, con el objeto de no aumentar los daños producidos por la exposición de las abejas a la intemperie y por pillaje.

 
    Que lo hagan los guardas de cada zona para facilitar que el peritaje se lleve a cabo en dicho plazo. 

 
4.     Una indemnización de los daños ágil y suficiente 

 
    Los daños del oso no tienen que suponer ningún coste para los apicultores. El mecanismo para el pago de los daños será aquel que garantice que los apicultores cobren las indemnizaciones en un plazo razonablemente breve y, en todo caso, inferior a los dos meses.

 
    Es conveniente que la valoración de los daños sea consensuada con el colectivo de apicultores y común para toda la Cordillera Cantábrica.

 
    Sólo tendrán derecho a ser indemnizados los apicultores debidamente legalizados, y cuando pasado unos años se haya generalizado y favorecido la adopción de medidas preventivas, sólo deberán ser indemnizados los apicultores que hayan adoptado medidas de prevención. Salvo en los casos de apicultores que sufran daños en colmenares que estén situados en zonas donde la presencia del oso sea esporádica o excepcional. 

 
    Que se contemple el pago del lucro cesante para los apicultores que hayan tomado medidas de protección.

 
    Flexibilización de los trámites y requisitos que el apicultor debe realizar para poder acceder a las ayudas. 
 
 
D. Guillermo Palomero                                                          D. Carlos Valcuende
 Presidente FOP                                                                    Presidente CODAAC
 
 


 
(*)La Confederación en Defensa de la Abeja en la Cornisa Cantábrica formada por:
  • Federación de Asociaciones de Apicultores de Cantabria (FAAC). Compuesta por las siguientes asociaciones:
    • Asociación de Apicultores Montañeses (A.M.A.)
    • Asociación de Apicultores Campurrianos (A.P.I.C.A.M.)
    • Asociación Cántabra de Apicultores (A.C.A.)
  • La Federación de Asociaciones de Apicultores del Principado de Asturias. Compuesta por las siguientes asociaciones:
    • Asociación de Apicultores de Asturias -AAA-
    • Asociación de Apicultores de Aller -APIA-
    • Asociación Casina de Apicultores
    • Asociación de Apicultores de Lena -APILENA-
    • Asociación de Apicultores del Valle del Nalón -APIVANA-
    • Agrupación de Defensa Sanitaria Ganadera de Apicultores nº1
    • Hermandad de Apicultores de la Comarca de Avilés -HAPICA-
  • Asociación para la defensa de las Abejas del Principado de Asturias (ADAPAS)
  • Asociación Gallega de Apicultura (AGA)
  • Asociación de Apicultores del Norte de Palencia (APINORPA)
  • Asociación Palentina de Apicultores (APA) 
  • Asociación Berciana de Apicultores (ABERAPI)
  • Asociación Promiel Asturias


Fruto también de la colaboración entre FOP y CODACC  es la edición de este folleto informativo  "EVITA LOS ATAQUES DEL OSO A LOS COLMENARES" que lo puedes ver pinchando aquí.

 

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada