miércoles, 5 de diciembre de 2012

7 DE DICIEMBRE, DÍA DEL APICULTOR

Con motivo de la celebración el 7 de diciembre de San Ambrosio, DÍA DEL APICULTOR, desde la Confederación en Defensa de la Abeja en la Cornisa Cantábrica (CODACC), pretendemos reivindicar EL PAPEL DEL APICULTOR EN LA CONSERVACIÓN DE LA BIODIVERSIDAD Y EN LA PRODUCCION DE ALIMENTOS y denunciar los recortes de las ayudas al sector apícola.

Consideramos imprescindible dar a conocer al conjunto de la sociedad que el trabajo que desarrollamos los apicultores va más allá de la producción de miel y polen, siendo la más importante e imprescindible la labor medioambiental y económica que desempeñan nuestras abejas en el mantenimiento de la biodiversidad y en la producción agraria mediante la polinización de las plantas del medio natural y de los cultivos.

Sin embargo, denunciamos que cada año los apicultores lo tenemos más difícil para desarrollar nuestra actividad por los siguientes motivos:

- Sanitarios: varroa, “Síndrome del desabejado de las colmenas”,…

- Dificultad para instalar nuevos colmenares.

- Pérdida de flora apícola debido a incendios, desbroces, urbanismo, cambio climático y ciertos manejos ganaderos.

- Bajada de la rentabilidad económica de las explotaciones.

- Escaso relevo generacional.

Y por último por los recortes brutales de presupuesto llevados a cabo en el 2012 y los previstos para el 2013 por las distintas CCAA y el Gobierno Central, que van a suponer grandes disminuciones en las cuantías  de las ayudas que recibía el sector apícola y que supone, por otra parte, el abandono a su suerte de este sector estratégico para la economía agraria y medioambiental.

Ello, unido a la desaparición de la abeja silvestre, está provocando una fuerte disminución de la polinización tanto de cultivos como de especies silvestres, lo que tiene "graves" repercusiones económicas en la agricultura-ganadería y supone una pérdida de biodiversidad en los montes que, en último término, compromete la supervivencia de muchas especies de fauna entre las que destacan el oso y el urogallo.

Por estos motivos, desde la CODACC consideramos que deben llevarse a cabo distintas actuaciones, como la elaboración de mapas de polinización en los que se señalen las zonas donde faltan colmenas y por tanto donde la polinización es deficitaria y sobre manera reclamamos un plan urgente y serio de ayuda para dinamizar el sector de la apicultura, en el que se contemple fomentar la incorporación de jóvenes al sector; promover cursos, conferencias y ferias; ayudas para la investigación y control de la varroa, y otras enfermedades, que se revitalicen las Asociaciones de Defensa Sanitarias Ganaderas Apícolas (ADSGA) y facilitar la instalación de nuevos colmenares, entre otras medidas.

Queremos destacar la importancia de la apicultura en el contexto de un desarrollo rural sostenible, ya que puede suponer un complemento económico dentro de un modelo de explotación diversificada al ser compatible con actividades agrícolas, ganaderas, artesanas o de turismo rural.

"Si desaparecen los polinizadores, también lo harán muchas especies de plantas. Si quitamos un eslabón, la cadena se rompe. Indiscutiblemente, los destinos del hombre y de la abeja están unidos, por lo que debemos trabajar todos juntos para que esta simbiosis nos siga siendo tan fructífera en el futuro como lo ha sido durante siglos".


FIRMADO                                   

 


 

 

 

 

 

                                                           

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada