martes, 24 de febrero de 2015

VESPA VELUTINA, UN NUEVO ENEMIGO DE LAS ABEJAS QUE VIENE PARA QUEDARSE

La Confederación en Defensa de la Abeja en la Cornisa Cantábrica CODACC  está  trabajando activamente con sus asociaciones asociadas para erradicar y controlar esta especie invasora. Para ello está colaborando con las instituciones a la vez que las presiona para que tomen medidas. Además está informando, investigando y formando a los apicultores para combatirla y minimizar sus daños.
 
En este artículo nuestro compañero Carlos J. Valcuende ha recopilado de distintas fuentes lo más importante que hay que saber sobre la Vespa velutina, avispa asiática o avispón asiático.

1.- Introducción y antecedentes
 
Los llamados avispones, incluidos en el género Vespa, constituyen un grupo formado por veintidós especies; la mayoría originarios de Asia central y del sudeste asiático. Sólo dos especies habitan de forma natural en Europa: Vespa orientalis y Vespa crabro.
El avispón asiático, Vespa velutina, es un himenóptero alóctono, originario del norte de la India, del que se han descrito una docena de subespecies. Entre ellas, la Vespa velutina nigrithorax, es la subespecie exótica invasora que llegó de forma accidental, a Francia, en el año 2004.
Es una especie incluida en el catálogo español de especies exóticas invasoras y viene por tanto regulada por el Real Decreto 1628/2011, de 14 de noviembre, que establece la necesidad de arbitrar estrategias de gestión, control y la posible erradicación de las especies exóticas invasoras.
Fue detectada por primera vez  en el año 2004 en las proximidades de Burdeos (Francia), donde entró a través del comercio marítimo en un barco que procedía de China. Su primera detección en España fue en el año 2010 en Irún (Guipúzcoa), desde entonces su expansión está siendo muy rápida, en el 2014 ya está por todo el País Vasco y Navarra y en parte de Galicia,  Cataluña, Cantabria y recientemente ha sido detectada en Asturias.
 
En Cantabria fue detectada por primera vez en septiembre de 2013 en el pueblo de Rasines
2.- Expansión
Estudios realizados en Francia, muestran que la totalidad de Francia, España y la mayor parte de Unión Europea, así como en norte de África, presenta condiciones climáticas favorables para su asentamiento.
La expansión natural de la especie va invadiendo progresivamente nuevos territorios. Se
calcula que la velocidad de avance de la especie es de unos 90-100 km. al año. Esta podría verse acelerada por los transportes de mercancías, como ya ha ocurrido.
Las peculiaridades climáticas de nuestra región (alta humedad y temperaturas con un menor contraste térmico), unido a las numerosas cuencas hidrográficas que discurren por nuestra geografía, hacen que el riesgo de propagación de la especie en Cantabria (y en toda la zona costera e intermedia de la Cornisa Cantábrica) sea, a corto-medio plazo, elevado.
 
Se estima que en 10 años puede haber colonizado toda la Península Ibérica
Distribución  de Vespa velutina en España en 2014
 
Mapa de riesgo de invasión de la Vespa velutina en España
 
3.- Daños que causa esta especie invasora
 
:a.- Gran impacto medioambiental:

Al reducir la biodiversidad de los ecosistemas, ya que su gran voracidad afecta al equilibrio poblacional de muchas especies autóctonas de insectos, especialmente de las abejas y otros polinizadores. Como consecuencia se produce una disminución de la polinización de la flora silvestre que se traduce en una menor producción de frutos que puede comprometer la supervivencia de muchas especies de fauna.
Vespa velutina se alimenta de otros himenópteros, avispones, avispas y especialmente de
abejas melíferas Apis mellifera. En zonas urbanas se alimenta en un 80% de abejas, mientras que en zonas rurales las abejas suponen un 45-50% de la dieta. El resto está compuesto por orugas, mariposas, moscas, libélulas y otros insectos, incluidas arañas.
Los adultos, para cubrir sus necesidades energéticas, se proveen de sustancias azucaradas (fruta madura, néctar, etc.), mientras que las crías y las larvas comen preferentemente abejas y otros insectos. También se ha descrito la alimentación con carne de vertebrados.
 
b.- Graves perjuicios económicos:
Directos en el sector apícola y frutícola (dañando cosechas de uva, manzana, pera,...) e indirectos en la agricultura en general por una menor polinización que tiene repercusiones en la producción y calidad de muchas cosechas.
En el caso concreto de las abejas melíferas europeas, no cuentan con una estrategia de defensa eficaz, y por ello una colonia del avispón asiático, puede acabar con gran parte de una colmena en poco tiempo y mermar su productividad. El avispón asiático es un claro depredador de abejas porque son parte importante de su alimento. Si el número de ellas que se llegan a  contabilizar en los alrededores de una colmena es de 5 o 10, hay riesgo para la supervivencia de la colmena y es previsible que sea destruida en un corto espacio de tiempo.



El periodo de actividad a lo largo del día parece ser más amplio que el del avispón europeo, mostrándose activa durante todo el día, volando alrededor de la colmena a una distancia de 30- 40 cm delante de la piquera. Cuando ven la llegada de abejas pecoreadoras cargadas de polen y néctar, las atacan de forma rápida. Llevándolas al suelo, donde las matan. Separando la cabeza del abdomen. Forman una especie de pasta con el tórax que es lo que se llevan para alimentar a la cría, pero parte del mismo lo utilizan para alimentarse ellas.

El estrés que supone la presencia de avispas en los alrededores de la colmena hace que las abejas que están fuera no entren y las que están dentro no salgan a pecorear, desencadenando el debilitamiento o muerte de la cría, la posibilidad de aparición de enfermedades por las carencias nutricionales, el despoblamiento de la colmena, las pérdidas de colonias e inevitablemente el descenso en los rendimientos apícolas.
 
c.- Problemas de seguridad ciudadana:
Por picaduras y procesos alérgicos a las personas, al colonizar también zonas urbanas y periurbanas, localizando sus nidos en árboles de parques, avenidas,...(como ya pasó en el 2013 en un colegio de Ermua en Vizcaya). 
elutina no es un animal más agresivo para las personas que otros insectos himenópteros. Ahora bien, reacciona de forma virulenta ante las amenazas a su nido. Ante una amenaza o vibración a 5 metros del mismo, desencadena un ataque virulento y colectivo, pudiendo perseguir a su amenaza hasta 500 metros de distancia.
Poseen un buen aguijón, algo más largo (4-6mm) y potente que el de otras avispas. Su veneno es doloroso y se ha observado que puede lanzar su veneno a distancia, teniendo especial repercusión si afectase a las mucosas.
Además se ha constatado que este avispón también ataca al pescado y a la carne, así algunos comerciantes franceses han visto como el problema ha llegado hasta sus propios puestos en los mercados.
 
d.- Problemas de picaduras en los trabajos forestales
4.- Diferenciación con la Vespa crabro (avispón europeo) 


Es muy importante no confundirla con su pariente Europea más conocida, la Vespa crabro.
 

La Vespa velutina es menor que la Vespa crabro, las reinas miden unos 3,5 cm y viven alrededor de un año, las obreras unos 3 cm y viven entre 35 y 55 días.
 
La Vespa crabro, es más grande. Las reinas miden unos 4 cm y las obreras 3,5 cm. Su aspecto general es más coloreado, el tórax de color marrón y el abdomen amarillo con rayas negras.
Vespa velutina        Vespa crabro
1, Cabeza Vespa velutina; 2, Cabeza V. crabro; 3, Torax V. velutina; 4, Torax V. crabro; 5,
Abdomen V. velutina; 6, Abdomen V. crabro. Fuente: López, 2011

Lo más fácil de acordarse para diferenciarlas es que la terminación de las patas en la V. velutina es amarilla, mientras que en la V. crabro es marrón.

Los nidos de Velutina y crabro  son diferentes. 
 
Los de Velutina tienen la entrada lateral situada en el tercio superior y no se aprecian las celdillas.  
 

Mientras que el nido de la crabro tiene la abertura de mayor diámetro, en la base y desde la que se aprecian las celdillas.
 


El nido de crabro suele ser construido en un tronco hueco o en un refugio, a veces en el suelo, pero nunca en la parte superior de los árboles altos. En septiembre los nidos de crabo suelen ser más pequeños que los de velutina.
La V. velutina construye nidos muy sólidos en las copas de los árboles, y de un tamaño impresionante, del orden de 1,50 m. de circunferencia y una altura de al menos 60 cm.


La V. crabro  no presenta grandes problemas para las abejas, pues no están en un número grande y tienen también otras fuentes de alimento.
 
La diferenciación con otras avispas (vespula, dolichovespula, polistes), es fácil por su coloración (amarillas de fondo, con dibujos rayados en negro) y en que su tamaño es claramente inferior, entre 1 y 2 cm. 
 
EN CASO DE ENCONTRAR UN EJEMPLAR O NIDO DE VESPA VELUTINA EN LA CORNISA CANTÁBRICA LLAMAR AL 112

5.- Ciclo Biológico: 
 

Invierno: Las reinas fundadoras  hibernan, individualmente o en grupos pequeños, en cavidades protegidas (grietas cortezas árboles, peñas, muros…)
Primavera y verano: En febrero-marzo y abril las reinas se activan con la llegada del buen tiempo) y cada una establece una nueva colonia y comienza la construcción del nido primario, donde ponen huevos de los que salen una veintena de obreras en los meses de abril-mayo. Estas pueden mantener y mejorar el nido primario, pero normalmente la colonia se traslada a un árbol creando un nido secundario a partir de mayo-junio que crece unos 5 cm/semana. Alcanzando el máximo en septiembre-octubre con 1.200 a 1.800 individuos (reinas, obreras, machos).
 
Nido primario en el interior de un garaje

Otoño: En septiembre nacen los machos y las nuevas reinas. Los machos las fecundan y estas nuevas reinas fundadoras abandonan el nido (entre 100 y 300) en octubre y buscan cavidades protegidas para hibernar.en solitario o en pequeños grupos.
A finales de octubre y noviembre la colonia deja de estar activa y la reina muere. Por último, la colonia detiene sus actividades a finales de noviembre-diciembre. En este periodo, los machos y las obreras mueren,
 
En resumen, una fundadora solo puede formar una colonia por año. Muere al terminar su año de vida y son sus descendientes las que se convertirán en fundadoras al año siguiente y las encargadas de la dispersión.
 
6.- Métodos de control de la avispa:

Es necesario establecer un plan de capturas programadas (red de alerta temprana) mediante trampeo entre el 15 de febrero y el 15 de diciembre.
 
a.-Trampeo de reinas en primavera:  
La colocación de trampas para la captura de reinas en primavera en los colmenares de zonas ya invadidas es fundamental, ya que cada reina “fundadora” capturada significará que hay un nido menos en el entorno.
Hasta la fecha no se conoce ningún atrayente específico de Vespa velutina, por lo que, es muy importante tratar de minimizar el impacto de las trampas sobre otros insectos del entorno. Es necesario pedir permiso para su colocación a la Consejería de Ganadería  y seguir las siguientes pautas: Sacado de los protocolos de Galicia, País vasco y Asturias. 
  • Trampear en colmenares que estén en un radio de menos de 30 km de zonas ya invadidas.
  • Inicio: mediados de febrero-inicios de marzo, según climatología.
  • Finalización: de modo genérico en mayo. Suspender si la cantidad recogida de otras especies de insectos aumenta significativamente.
  • Tipo de trampa: caseras y/o comerciales.
  • Tipo de atrayente: caseros y/o comerciales.
         -  Caseros:
    • Vino blanco y cerveza (mejor negra) al 50%, una cucharada de sirope o zumo de arándano y algunos una cucharada de azúcar . Siendo más eficaz si le añadimos  restos de cera vieja y alguna velutina (reciente o congelada del año anterior).
    • Jugo de cera vieja fermentada.
          - Comerciales       Hay varios productos en el mercado.
  • La trampa se debe colgar a una cierta altura del suelo (1-1,5 m), para impedir que pueda ser derribada y/o destruida por algún animal.
  • Colocarla en un sitio soleado  y resguardado del viento.
  • Colocar trampas en los colmenares en la proporción de 1 trampa cuando hay hasta 10 colmenas, 2 hasta 25 colmenas, 3 hasta 50 colmenas y 4 con más de 50 colmenas.
  • La cantidad de atrayente a emplear será de entre 100-150 ml, y será renovado cada 7-15 días para evitar fermentaciones.
Construcción de trampas “caseras”
Las trampas se harán con botellas de plástico de 1,5 – 2 litros de agua o refresco a las que se les corta la parte de arriba (con la botella puesta en pie el corte es a unos 2 cm por debajo del punto en el que comienza a estrecharse)  que se introduce de forma invertida en el orificio hecho. Se perforan ambas partes y se pasa un alambre, el cual puede aprovecharse para sujetar la cubierta o tapa de la trampa (impide que entre agua de lluvia) y para colgarla.


Con el fin de hacer la trampa lo más selectiva posible es muy importante tener en cuenta lo siguiente: 
  • Hacer varios orificios en los laterales de 5,5 mm
  • Para la entrada se hace en el tapón de la botella uno o mejor dos orificios de 7-8 mm 
  • Colocar una esponja en el fondo que empape el líquido, así evitaremos que otros insectos se ahoguen..
  • Colocar una piedra o peso en el fondo para que le de estabilidad frente al viento.


b.- Trampeo de obreras en verano y otoño:

Entre julio y el 15 de diciembre, en caso de ser atacadas las colmenas,  se recomienda el trampeo para disminuir la depredación. Al principio del otoño se pueden capturar también las nuevas reinas fundadoras. 

Cuando se proceda a renovar el atrayente de la trampa se observará si se han producido capturas de insectos. En el caso de que así sea, se deberá inspeccionar con detenimiento el contenido para identificar y contar los ejemplares de V. velutina capturados. También se tomará nota del número de individuos de V. crabro y de otros insectos (se anotará en el modelo de ficha del final). Cuando la cantidad de V. velutina capturada es pequeña o nula y la de otras especies de insectos es significativa, hay que suspender el trampeo.
FICHA DE TRAMPEO



Nombre de la persona que coloca las trampas:                                                                          Lugares donde se colocan las  trampas:                                                                                                                                   Fecha dentificación:                                                                                                                  Nombre de la persona que realiza la identificación:

persona que realiza la identificación:
Trampa
Lugar
Fecha puesta
Fecha retirada
Tipo trampa
Tipo de atrayente
(nº) V. velutina
(nº) V. crabro
Otros
  insectos
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Por ley, la colocación de cualquier trampa debe ser autorizada por la autoridad competente.
 
c.- Destrucción de los nidos:  
Hay que hacerlo antes de que empiecen a nacer las futuras reinas fundadoras (a partir de septiembre) o incluso mejor antes de que empiecen los ataques serios a las colmenas (antes de agosto).   
La dificultad radica en encontrar los nidos  antes de agosto.
La destrucción de nidos deberá realizarlo personal cualificado y con trajes especiales, dada la agresividad que muestran cerca del nido

La forma de destrucción del nido dependerá de su localización, de la altura a la que se encuentre y de su accesibilidad, bien en viviendas o bien en el medio natural.
Existen varios métodos:
  • Como norma general se optará por métodos de destrucción físicos, mecánicos o biológicos.
  • Mediante biocidas inyectados al interior del nido, seguido de la retirada y destrucción del mismo. Se utilizará este método solamente cuando sea estrictamente necesario.
 Equipamiento para manipuladores de biocidas


Para inyectar el biocida en el interior del nido se utilizan pértigas de varios metros de longitud que requieren para su manejo dos o tres personas
  •  Mediante disparos de escopeta. Para nidos inaccesibles. Después hay que complementarlo poniendo varias trampas donde estaba el nido para capturar las avispas que hayan quedado.
Desde la FAAC y la CODACC creemos que la solución para el control de esta especie invasora pasa por la investigación en dos líneas: una en la identificación y síntesis de feromonas específicas y altamente atractivas para la Vespa velutina,y así poder capturarlas mediantes trampas selectivas y por otro lado crear cebos específicos que sean llevados al nido y que una vez allí produzcan la muerte de la reina o bien de las larvas a través de  inhibidores de quitina, ....

7.- Medidas de prevención en colmenares 
  • Reducir la piquera hasta un tamaño de 5,5 mm para que la avispa asiática no pueda penetrar en la colmena.
  • Instalar mallas, redes o dejar crecer la vegetación delante de las colmenas para dificultar la circulación de las avispas.
  • Instalar trampas en función del número de colmenas.
  • No dejar cuadros con restos de miel en las proximidades de los colmenares después de concluida la extracción.
  • Trasladar las colmenas a mayor altitud, con la autorización de movimiento correspondiente.
Pinchando en esta etiqueta de Vespa velutina encontrarás más artículos y noticias sobre ella y su evolución.

No hay comentarios:

Publicar un comentario